Reggaeton.com

Noticias, Exitos y Videos de Reggaeton

¿Por qué los reguetoneros quieren hacer merengue? Karol G se suma a Bad Bunny y Ryan Castro con su nuevo merengue

¿Por qué los reguetoneros quieren hacer merengue?

Karol G se suma a Bad Bunny y Ryan Castro con su nuevo merengue
Ya lo habían hecho Ryan Castro, Rosalía y Bad Bunny. Estrenó la canción Si antes te hubiera conocido.

Con su nueva canción Si antes te hubiera conocido, que estrenó este fin de semana, Karol G se sumó a la lista de reguetoneros que le han apostado al merengue, ese popular género de origen dominicano, que tuvo su boom en las décadas de los 80 y lo 90.

Ahora, la popular Bichota canta y baila ¿Qué hubiera sido? // Si antes te hubiera conocido // Seguramente //Estarías bailando esta conmigo // No como amigos en su nuevo sencillo, bastante guapachoso y pegajoso.

Karol G sigue demostrando su versatilidad musical, primero incursionó en el despecho como 200 Copas y ahora en merengue con Si antes te hubiera conocido.

Fueron artistas como Johnny Ventura. Wilfrido Vargas, Elvis Crespo, Juan Luis Guerra y Sergio Vargas, entre otros, los dueños de las fiestas a finales del siglo XX. Temas como El Venao, Abusadora, Suavamente, La Bilirruina o Burbujas de amor fueron todo un hit y sonaban en todas las discotecas y bailes de garaje de ese momento.

Con la llegada del nuevo siglo y el boom de los sonidos del reguetón, el merengue perdió brillo, difusión y repercusión, hasta que en 2022 la española Rosalía lanzó el sencillo Despecha, escrito por el puertorriqueño Nino Seguarra, y se volviera a hablar de merengue, esta vez de la mano de los reguetoneros.

El sencillo tuvo tanto impacto que fue incluido entre de las 100 mejores canciones del año de la revista The Rolling Stone. El mismísimo dominicano Juan Luis Guerra destacó el trabajo creativo de mezclar patrones musicales de la bachata y el merengue con el flamenco.

Le recomendamos leer: ¿Cuál es el artista de reguetón más escuchado en Colombia en los últimos cinco años? No es Karol G ni Maluma ni Balvin

Bad Bunny y Ryan Castro

Ese mismo 2022 Bad Bunny lanzó su álbum Un verano sin ti, que incluyó el tema Después de la playa, con toda la esencia del merengue dominicano. Ese trabajo discográfico puso a hablar de la versatilidad del reguetonero por su visión para aprovechar los sonidos de otros géneros para innovar y sorprender. Incluyendo un merengue, que parecía perdido en el siglo pasado.

Pero antes que Rosalía y Bad Bunny, en diciembre de 2021, dos reguetoneros de Medellín, Ryan Castro y SOG, ya habían lanzado su propio merengue. Se trató de Mujeriego.

“Ay-ay-ay, soy un mujeriego // Ay-ay-ay, y yo nunca lo niego // Cuando me robo a una, chao y hasta luego // Ay-ay-ay, me gritan “Mujeriego”, dice el pegajoso coro, con el mismo tono y ritmo acelerado de los merengues de los años 80 y 90 del siglo XX.

Le puede interesar: Daddy Yankee en su faceta como predicador; dijo que rechazó una millonaria oferta por Dios

“Creíamos que era una canción para Colombia y que solo iba a sonar en diciembre, el objetivo era pegar acá y ya, y se volvió la canción del verano, del año”, dice SOG, que ahora tiene el rol de productor-artista.

Destacó que la canción nació con la idea de que las tías y los tíos pudieran bailar en las fiestas familiares y de la cuadra, ahora dominadas por el reguetón.

“Cuando nosotros sacamos la canción no había ningún merengue en el mercado y fue impresionante verla entrar al listado de las 23 canciones más sonadas del planeta, siendo un merengue hecho por un par de reguetoneros paisas, que puso a todos a hablar del género. No quiere decir que por nosotros otros hayan decidido grabar, pero abrimos esa posibilidad”, reitera SOG, que se sorprende por la facilidad que tiene para producir y “arreglar” un merengue.

Lea también: Ritvales anuncia su cartel oficial para el festival que se hará en noviembre en el Parque Norte de Medellín

Esta tendencia de llevar otros géneros al reguetón es una característica dominante actualmente en el género urbano, que cada vez se aleja más de su sonido original de inicios de los 2000.

Hoy se fusiona y se apropia de contenidos propios del despecho, electrónica, pop, regional mexicano y el mismo merengue dominicano.