En los últimos años, la ropa interior ha sido un negocio que se ha revolucionado para satisfacer las necesidades sociales de muchas comunidades. El ‘burkini’, hecho para las mujeres islámicas que viven dentro de los sectores tradicionales de la religión, o el ‘facekini’, hecho para cumplir necesidades de belleza en China, son prueba de ello.

También la ropa puede ser para manifestaciones políticas, como queda claro con la ropa que creó la artista plástica británica Eleanor Beth Haswell para su proyecto de grado. “¿Por qué le tienes miedo a tu propia anatomía?”.  Allí se ven los órganos sexuales femeninos, expuestos en estampación digital.

Con este proyecto Eleanor busca plantear una reflexión ante la vergüenza de la propia corporalidad, informó el portal MyDaily. Confrontar a las mujeres y a los hombres sobre su propia imagen.

De igual modo, creó otra pieza de ropa interior (panties con adornos navideños), que se llama “No tengo miedo de las posibilidades”, donde cuestiona el por qué las partes genitales de las mujeres deben esconderse o protegerse con artilugios como condones antiviolación, y que la gente se siente incómoda con la anatomía femenina.

Aunque las piezas no están para la venta… ¿las usarían?

Fuente Metro